• Su talento le permitió ser convocado días antes del primer duelo de su país en Río 2007
  • Ali Karim jugó los 12 partidos disputados por EAU en sus 4 Copas Mundiales
  • Suma 6 goles

El fútbol de Emiratos Árabes Unidos puede vanagloriarse de haber participado en la Copa Mundial de la FIFA Italia 1990™, pero esa no es la única vez que el país ha tomado parte en una competición de la FIFA. Su selección de fútbol playa ha estado presente en cuatro citas mundiales de la disciplina, y ahora mismo está a punto de probar suerte en la quinta, a celebrar en Bahamas.

Ya hace diez años que Emiratos Árabes Unidos debutó en la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA, en Río 2007. En aquella ocasión, doce jugadores portaron la antorcha de este nuevo deporte en un país que por su privilegiada situación, al sur del golfo Pérsico, posee magníficas playas. El tiempo ha pasado, el objetivo sin embargo es el mismo para tres de ellos que aún siguen vinculados a la formación.

Se trata de Mohamed Almazmi, actual seleccionador; Rami Almesaabi y Ali Karim Albalooshi. En la última competición preliminar asiática, que tuvo lugar en Malasia, se hizo famosa la foto de un aficionado emiratí llorando en la tribuna durante la semifinal contra Japón. Y con razón, dado que los suyos acaban de clasificarse para la Copa Mundial tras cuatro años de ausencia, desde Tahití 2013.

Un nuevo hito
Emiratos Árabes Unidos se impuso a Japón y el hombre que lloraba bajó a la cancha para saludar a los vencedores. Era Ali Karim Albalooshi, uno de los habituales del equipo. El jugador, que se había perdido el partido por sanción, no pudo ocultar su alivio al ver que su ausencia no les había perjudicado. Semanas después concedió una entrevista a FIFA.com: "No había estado nunca en esa situación. Quería ayudar a mis compañeros en el encuentro más importante, como en los clasificatorios de 2013, cuando marqué dos goles contra Australia en el duelo por la tercera plaza. Esta vez no estaba sobre el terreno de juego y al final no me pude contener debido a la tensión. Lloré de alegría con la clasificación. Sabía que lo íbamos a lograr después del esfuerzo realizado para conseguir uno de los tres billetes".

"Ya de regreso, no descansamos, sino que intensificamos los entrenamientos de cara a la Copa Mundial, sobre todo porque ya conocíamos a nuestros rivales. Creo que nuestro actual nivel técnico nos permitirá hacerlo bien. Podemos llegar a la segunda ronda y es lo que ansiamos de corazón. Estamos entusiasmados ante la idea de alcanzar un nuevo hito".

¿Sabías que…?
Ali Karim fue jugador de fútbol y de fútbol playa. Actualmente ejerce de árbitro en esta disciplina. Practicó el fútbol playa profesionalmente con el Seattle Sounders estadounidense y con el Golden Palace húngaro. Su rapidez le valió el apodo de Ali Tom, como el famoso gato de los dibujos animados Tom y Jerry.

El apodo y los dibujos animados
Durante los partidos se oye gritar "Tom" cada vez que toca el balón, ¿pero cuál es el motivo? El jugador, que está a punto de cumplir 37 años de edad, nos lo explicó con una sonrisa: "Desde niño me encanta correr y me pusieron el apodo de Tom porque corro mucho (risas). Como el gato de los famosos dibujos animados. El sobrenombre se me quedó cuando me hice mayor y los compañeros me llaman así. Ahora tengo dos hijos gemelos, Hassan y Amina, y a veces me siento con ellos a ver episodios de estos dibujos animados tan entretenidos".

Ali Tom rememoró con nosotros su primera participación en la Copa Mundial, después de que el entrenador brasileño Marcelo Mendes se fijara en él y lo incorporara al combinado de Río 2007. Fue entonces cuando adoptó el fútbol playa: "Me parecía imposible pasar del césped a la arena fina, pero los choques internacionales me acercaron al fútbol playa. Trabajé para avanzar técnicamente y mantuve mi puesto en la selección y después disputé tres ediciones más de la Copa Mundial. Durante estos años la pasión no ha disminuido, más bien al contrario. Ahora tenemos una mezcla de jugadores experimentados y de jóvenes motivados y podemos llegar mucho más lejos que antes".

Ali Tom no se ha perdido ni uno de los doce encuentros disputados por Emiratos Árabes Unidos en sus cuatro Mundiales, con un total de seis dianas en su haber. En Bahamas espera incrementar su cuenta y sobre todo pasar a la segunda ronda. ¿Lo conseguirá?